Seguidores

domingo, 7 de abril de 2013

CAPÍTULO 9: POISON


El Gran Café Rock estaba atestado de gente, en su mayoría adolescentes.
Simon abrió mucho los ojos y empezó a temblar.
- Tranquilo. – le susurré.
En verdad, el Gran Café Rock, era enorme.
Constaba de dos pisos, tres si se consideraban el piso VIP.  La primera planta era una cafetería, con sofás rojo chillón en los rincones y taburetes púrpuras por doquier.
Sonaba música de fondo, una música bastante tranquila, para la que solían poner y los camareros – en su mayoría, jóvenes que habían encontrado aquel trabajo para pagarse los gastos de la universidad -  trabajaban frenéticamente, llevando cafés y chocolates calientes, entre otras cosas, de aquí para allá.
En invierno solíamos ir a menudo a aquel local con Simon, ya que se generaba un ambiente agradable, con buena música y gente que no te atropellaba al pasar junto a ti.
Por otro lado, en aquel piso, no era en el que tocarían Simon y los demás. Ellos tocarían en el piso inferior, al que se podía acceder, bajando por una escalera en forma de caracol que había a nuestra derecha.
- Vamos. – me dijo Simon.
Bajamos rápidamente por la escalera, a pesar de que casi me caí, al engancharse mi tacón con uno de los peldaños luminiscentes.
La sala de abajo estaba casi vacía, aunque era bastante más amplia, con el suelo cubierto de purpurina y butacas, semejantes a las de un cine, excepto porque eran de azul eléctrico y más pequeñas.
Había una escenario, no demasiado grande, pero bastante amplio, donde solían presentar a grupos nuevos o, si se daba el caso, traer a algún grupo famoso.
Recordaba que en el verano anterior, Simon y yo habíamos conseguido entradas para ver a Green Day actuar allí.
Aquello había sido un desmadre, Simon había acabado con las gafas rotas, por culpa de que la gente estaba tan apretada, que mientras daba saltitos en la canción de American Idiot,  se le habían caído y un chico que había delante se las habían pisoteado, sin querer, como si fueran de plastilina.
Por otro lado, yo había acabado con el cuerpo lleno de moretones, por culpa de los codazos de la gente que intentaba abrirse paso para estar en primera fila.
Sin embargo, aquel día no era Billy Joe el que se encontraba sobre el escenario, sino Lucas probando frenéticamente el micro y asestándole manotazos de vez en cuando, cuando el sonido se iba.
 - ¡Hey! – saludó Simon, mientras nos acercábamos.
- ¿Qué tal Bro? – preguntó Lucas, mientras bajaba apresuradamente del escenario.
Nunca entendería aquel extraño vocabulario que vaya a saber de donde sacaban los  chicos adolescentes.
Lucas se había dibujado unas espirales naranjas por el pómulo y tenía en el ojo izquierdo una lentilla de color amarillo. Además, se había cubierto de un polvo dorado, que le daba el aspecto de una luciérnaga andante.
- Bien, bien. ¿Estabais ensayando?
- Si, Tobías ha tenido que entrar, porque le duele la muñeca y ha tenido que vendársela para poder tocar.
- ¿A qué viene todo ese maquillaje? – pregunté, curiosa.
Lucas sonrió, mostrando el piercing que se había puesto en un canino y que brillaba contra las luces.
- Hola, Dana. Imaginaba que vendrías. El maquillaje es porque en el escenario tiene que notarse nuestra presencia y a Johnny se le ocurrió que lo mejor era un look  distinto.
- Pues yo no me pienso maquillar. – replicó Simon, a carcajada limpia.
De detrás de la cortina del escenario salió Johnny, con una baqueta a modo de estaca y un ojo con sombra negra y el mismo polvo dorado cubriéndole la cara y los brazos.
- ¡Simon! – gritó eufórico, mientras se aproximaba.
- ¿Qué tal Johnny?
- De PM. Hola Dana. – dijo con una sonrisa.
Oh, ahora aplicaban censuras. - pensé.
- Hola. ¿Qué te ha pasado en el ojo? - saludé alegremente.
- Ah, ¿esto? Que me falta maquillarme el otro.
- Pues yo te repito a ti lo mismo que a Lucas, no pienso maquillarme. - Simon pareció divertido ante la pinta de sus amigos.
Johnny y Lucas rieron y con una mirada cómplice levantaron por los aires a Simon y lo llevaron hasta el escenario mientras éste se retorcía entre gritos de protesta.
- ¡No! ¡No podéis hacerme esto! - se quejaba, ya no tan alegre.
- ¡Cállate, Simon verás cómo quedas muy guapo! - lo chinchó Johnny, mientras desaparecían detrás del telón.  
Pasó un rato, hasta que Simon salió de allí. Llevaba el contorno de los ojos pintados del mismo azul eléctrico que el de las butacas, con mechas blancas en el pelo y polvo dorado por toda la cara.
Miraba el suelo con una expresión asesina. Reí al verle.
- Al menos no se han pasado tanto como yo esperaba. - murmuró mientras se acercaba más a mí.
De entre las cortinas, pudo oírse la risa amortiguada de Johnny.
- ¿Por qué todos usáis purpurina dorada? – pregunté.
Simon bufó y se sentó al borde del escenario, mientras se revolvía el pelo y se  quitaba las gafas.
- Para que la luz refleje y parezca que brillamos.
Me senté junto a él y le miré.
Estaba raro sin gafas. Los ojos parecían más grandes y profundos y además, que estuvieran perfilados de azul, los hacía todavía más desmesurados. Pero le sentaba bien.
Sin embargo, sabía que Simon odiaba llevar lentillas y prefería las gafas, porque decía que le gustaba más llevarlas siempre a tener que estar toqueteándose los ojos.
- ¿Quieres algo de beber? Pronto empezará el concierto y esto se llenará. Hoy vas a ir al piso VIP. – añadí burlona.
El piso VIP era el piso alto del edificio, donde firmaban autógrafos y se hospedaban a veces gente que tenía el suficiente dinero como para pagarse una habitación o eran lo suficientemente famosos, que, a fin de cuentas, eran los que tenían suficiente dinero para hospedarse. 
Simon se rió y se colocó nuevamente las gafas.
- No creo que lleguemos a tener que firmar autógrafos.
- En serio, ¿quieres un poco de agua? - repetí.
- No, ahora vamos a ensayar un rato. – dijo, mientras Johnny entraba su batería desde detrás de la cortina y Tobías detrás de él traía un amplificador para su bajo.
Tobías llevaba el pelo color caoba puesto de punta y una chaqueta con lentejuelas verdes cubriéndole el torso, que relumbraban con el reflejo de la luz como miles de estrellitas.
Simon se puso en pie y corrió a por su guitarra, mientras Lucas empezaba a marcar el ritmo en su batería.
Bajé del escenario y me coloqué en la primera fila de butacas, con las manos apretadas contra el regazo y disfruté, observando como Simon comenzaba a entonar rítmicas melodías en su guitarra.
Intenté acompañar con el pie el rítmico compás de la canción. Cerré los ojos paladeando cada nota.
Y sin darme cuenta me quedé dormida.
Sentí como alguien me sacudía con suavidad y cuando abrí los ojos, lo primero, aunque parezca absurdo que pensé, fue que Simon se había vuelto muy peludo de pronto.
Luego me dí cuenta de que tenía un mechón de mi pelo obstruyéndome la visión.
Sonreí y me aparté el cabello castaño de la cara. Solamente entonces caí en la cuenta de que me había acurrucado contra la butaca y que había demasiada gente a mi alrededor.
- ¿Qué ha pasado? – pregunté con voz amodorrada.
-  Que te has dormido. – contestó Simon entre divertido y enfadado – Y espero que eso mismo no le pase a la demás personas, porque sería un fracaso absoluto.
Simon brillaba, literalmente, con la purpurina dorada que le habían puesto en el rostro, que además, tuve de pronto en cuenta, estaba a pocos centímetros del mío. ¿Por qué nunca antes me había fijado en lo bonitos que eran sus ojos marrones?
Incómoda ante mis propios pensamientos hice como que bostezaba, mientras intentaba poner distancias.
Sentí como las articulaciones de los codos me crujían de placer.
- Lo siento, es que esta noche he tenido pesadillas.
Simon me miró, perspicaz.
- ¿Otra vez la misma? – preguntó, suspicaz.
- Siempre es la misma. - me froté los ojos -  Pero bueno, ¿tú no deberías estar detrás del escenario, preparándote? - le regañé.
- Sí, pero, ¿no esperarías que te dejara perderte el concierto? - enarcó una ceja.
Sonreí y le abracé, cogiéndole desprevenido.
- Ya verás como va a ser genial.
Sentí que me apretaba con fuerza, antes de que le soltarse y sin decir nada más se fue, guiñándome un ojo.
Me quité la chaqueta, ya que había empezado a hacer calor allí adentro.
A mi lado había una chica asiática, a la cual no le presté demasiada atención hasta que vi su cara familiar por el rabillo de los ojos  ¿Dónde la había visto yo antes?
De repente, ella cayó en la cuenta de que la estaba mirando y me sonrió, mientras inclinaba la cabeza, saludando.
La saludé con un leve gesto de muñeca y me acurruqué contra la butaca, con los nervios a flor de piel. Pensaba, seriamente, que estaba empezando a ponerme más nerviosa que Simon. Casi histérica.
Poco a poco, las luces fueron bajando de intensidad sobre las butacas y se oyeron gritos de júbilo entre la gente de más hacia el fondo. Sonreí cruzando los dedos, porque todo saliera bien.
Las luces volvieron a aumentar de intensidad, aunque esta vez, solamente sobre el escenario, aunque la luz era de un intenso color verde.
Silbé con ambos dedos, cuando por el telón comenzaron a salir Johnny y Tobías.
Seguidamente apareció Simon, portando su guitarra y me levanté del sitio para aplaudirle y gritar su nombre.
No destaqué demasiado.  Por suerte, había mucha gente de pie, ya que las butacas se llenaban en seguida.
Simon sonrió y volvió a guiñarme un ojo mientras aplaudía a la multitud.
Por último, entró Lucas con la chupa de cuero negro puesta, aunque no me había fijado anteriormente, con pinchos  saliéndole de los hombros.
Poco a poco, la luz se fue aclarando sobre Lucas, con un color más parecido a la típica luz cálida.
Lucas sonrió eufóricamente, mostrando sus destellantes dientes y saludando fervientemente al público.
- Buenas tardes. – dijo entre los gritos de la multitud, haciéndose notar, gracias al micrófono.
Toda la gente gritó entusiasmada y algunos – seguramente amigos invitados o conocidos -  clamaron su nombre.
Poco a poco la luz volvió a oscurecerse y de pronto se oyó la  batería sonando quedadamente desde la parte trasera del escenario, como anunciando que el espectáculo iba a empezar y cuando la melodía cambió, Simon comenzó a tocar vivazmente, con la luz de pronto enfocada hacia él. Tocaba una melodía cantarina, como el tímido piar de un pájaro y poco a poco se fue transformando en una música llena de fuerza, como el batir de las olas contra un acantilado.
No pude contenerme de gritar y entonar su nombre.
Lucas entró en escena con un potente grito y la canción empezó a tomar cuerpo.
Degusté aquella canción como nunca lo había hecho, a pesar de haber ido a unos cuantos ensayos.
Con un sonoro estallido de la batería, la canción con la que había empezado el concierto acabó y volví a silbar y a aplaudir, junto con toda la masa de gente que había allí.
Unas chicas de la esquina comenzaron a gritar el nombre de Johnny.
Lucas, sudando pero aún con la euforia del momento, se acercó al micro, con su piel brillando como una estrella en medio del escenario.
Ahora entendía el efecto que creaba la purpurina dorada.
Todos los del grupo parecían pequeñas estrellas palpitantes en medio del  escenario.
- ¡Muchas gracias! – chilló Lucas – Ahora, continuaremos el concierto con una de las canciones, con las que empezamos a trabajar al formar el grupo. Para todos vosotros, os dedicamos, ¡Poison! (¡Veneno!)
La luz se volvió a oscurecer, con una tonalidad rojiza.
Y la canción comenzó…

Let me introduce my self,
I'm a simple boy who cheated between hugs and lies.
Let me say, that I felt fear.
Let me tell you now, I suffer for love.
Let me talk you of a woman, of course.
Let me tell you how I gave my heart.
I will not say his name. Do not remember his lips.
I will not say more about the still shed tears.
Don´t have pity, don´t have compasión for me.
Only ask that you now listen my song.

She was beautiful, fragile as a splinter of ice, or so I thoght.
I want to keep it. I want to protect in my arms, take her in my lap.
She told me that was dangerous,
That didn't go out of his mouth more than deception.
Oh, sweet poison!

But I didn't listen, I did not believe the truth.
I just want to make it mine, Only mine.
Possess, keep it!
And now I´m payin expensive mistake.
And I not reliesed, and I didn't reliesed,
that their lenguage was poisonous and their lips a big lie.
Because one day was just a game, but later became an addiction.
But don´t have pity, don´t have compasión for me.
I ask only to listen my song.

She was beautiful, fragile as a splinter of ice, or so I thoght.
I want to keep it. I want to protect in my arms, take her in my lap.
She told me that was dangerous,
that didn't go out of his mouth more than deception.
Oh, sweet poison!

Oh, sweet madness!
Oh, sweet addiction!
Today my poor heart is suffering for you!


Me quedé boquiabierta, mientras aplaudía como una autómata. La gente chillaba y pedían OTRA, OTRA, entre gritos. Simon estaba cubierto de sudor y parecía haberse dejado la piel en el escenario.
Sentí que los ojos se me llenaban de lágrimas de alegría.
Pero, como si despertase de un sueño bonito, sentí como alguien me golpeaba tímidamente el hombro.
Guié mi vista hacia allí y me encontré con unos hermosos ojos orientales que me miraban fijamente.
Contuve una exclamación. De pronto, recordé quién era aquella curiosa mujer. 



(Traducción de la canción al castellano)

Permítanme presentarme,
Soy un simple muchacho al que engañaron entre abrazos y mentiras.
Permítanme decirles que  siento miedo.
Permítanme decirles que estoy sufriendo por amor.
Déjenme hablarles de una mujer, cómo no.
Déjenme contarles cómo le entregué mi corazón.
No diré su nombre. No recordaré sus labios.
No hablaré sobre las lágrimas que aún derramo.
No me tengan pena. No tengan compasión de mí.
Solamente les pido que ahora escuchen mi canción.

Ella era hermosa, frágil como una astilla de hielo, o eso pensaba.
Intenté cuidarla. Intenté protegerla en mis brazos, tenerla en mi regazo.
Ella me avisó de que era peligroso.
Que de su boca no manaban más que decepciones.
¡Oh, dulce veneno!

Pero no quise escucharla, no quise creer la verdad.
Solamente quise hacerla mía. Solo mía.
Poseerla, ¡tenerla!
Y qué caro estoy pagando mi error.
Pero no me dí cuenta, no quise darme cuenta,
De que su lengua era venenosa y sus labios una gran mentira.
Porque un día era un juego, pero después se convirtió en una adicción.
Pero no tengan pena, no tengan compasión de mí.
Solamente les pido que ahora escuchen mi canción.

Ella era hermosa, frágil como una astilla de hielo, o eso pensaba.
Intenté cuidarla. Intenté protegerla en mis brazos, tenerla en mi regazo.
Ella me avisó que era peligroso.
Que de su boca no manaban más que decepciones.
¡Oh, dulce veneno!

¡Oh, dulce locura!
¡Oh, dulce adicción!
¡Mi pobre corazón está sufriendo hoy por ti!


---------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que os haya gustado éste capítulo ^^ 
No sé si os gustará la canción, dado que no tiene música, aunque la cosa está en que cada uno la sentirá de una manera distinta ;D (La he compuesto yo, la letra) 
¡Besos! (K) <33 ¡Siento la demora! >.<

11 comentarios:

  1. La has compuesto tú!!!! Wow jeje
    El capítulo genial cómo siempre aunque se me ha hecho corto. Espero el siguiente, no te preocupes por la demora a todos nos pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ^-^ En un momento de inspiración xD >.<
      Muchas gracias Maria!! *-* Sí? Intentaré que el siguiente sea más largo ;D
      Un beso!!! (K) <33

      Eliminar
  2. Me encanta tu novela, espero con muchas ganas el capítulo 10 :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KYAAA!!! :D <33 Muchas gracias ^^
      Espero subirlo pronto >///<
      Un beso! (K) <33

      Eliminar
  3. Hola Makeup!!! :)
    Let me say:
    Como no has podido avisar??? mandaste evento??
    Sorry, pero no me enteré antes, hoy estaba poniéndome al día y me acordé de visitarte. Y que me encuentro... Que habías puesto nuevo capi !!
    Con lo que he estado esperando xD. Pero es mejor tarde que nunca. Como no pude comentarte el anterior ni la entrevista… te haré un doble comentario :)
    Bonita transformación hizo Dana: vestidos, maquillaje y…. Las converse. Mi madre me ve llevarlo con un vestido… y me mata allí mismo!! Además me diría lo típico: que hay que vestir con clase, las converse deportivas y no para arreglarse… 
    Sin lugar a dudas… Simon es: sexy!!!! Mejor dicho: los dos son sexys, los dos conjuntados… La princesa y el príncipe azul… la pareja perfecta!! Además está claro: cuando Simon le hablaba de las miradas… No le estaría tirando los tejos?? Cuando Dana le chincha… no se estaría poniendo celoso?? OK, quizás esté sufriendo paranoias y mucha imagination ; ) Pero… seguiré insistiendo!!En el concierto… Dana también le ve atractivo: los ojos marrones… Uy,uy,uy… próxima pareja a la vista??
    Pobre Simon: mechas blancas en el pelo, dorado, ojos azul eléctrico… Que puedo decir…?
    Me encanta la canción!!!!!!!!
    En serio: I love it !! Mmmm… una pregunta: en el libro… Quien la compuso? Si es Simon… ( nueva teoría) que mujer le hizo esto? Quien le “enveneno”?
    Ah, por cierto… Me dejaste con la intriga: Quien es la misteriosa mujer asiática?? Creo será importante, verdad?

    Xaoo :D
    P.D: espero haber compensado :P












    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALICE! ^-^
      DIOS! ME HA ENCANTADO TU COMENTARIO :D
      Si, mandé uno, pero no sé, con la nueva versión de tuenti quizá se extravió o es que yo soy muy patosa (es muy probable) xD
      Tus comentarios valen x2 no te preocupes *.*
      Jajaja si, a mi madre también le daría un ictus o algo por el estilo... pero también me parezco un poco en eso a Dana *orgullo maternal de creadora* me gusta inventar y vestirme como me gusta >.< Aunque no creo que me pusiera las converse con ese tipo de vestido *se lo piensa*
      OH YEAH! JAJAJA Simon es un friki sexy (extraño, quién lo diría) xD Ahhh *suspiro* que bonita pareja se´rian esos dos tortolitos...Mmm... ya se verá, ya se verá ñ.ñ
      JAJAJAJA sí, pobre, lo han torturado un poco XD Es lo que tiene tener unos amigos un poco capullos jaja pero en el fondo lo hacen con cariño >.< xD
      Si? QUÉ FELIZ SOY! ^_^ Pues, en el grupo de Simon él suele ser el que compone, así que... *musiquita de suspense*
      Sí, tendrá un papel en esta historia, que poco a poco se irá revelando, pero no quiero spoilear mucho xD Espero que te guste! (L)

      Un beso enorme!!! (K) <33

      P.D.: De sobra! ;D Adoro los comentarios largos jaja >///<

      Eliminar
  4. Me encanta. Espero el 10 con impaciencia :D

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Tienes un premio en mi blog por tu increíble historia <3
    http://lmdreamer.blogspot.com.es/2013/07/premio-wiiiiii.html

    ResponderEliminar
  6. Nos encanta tu historia :D.
    Aquí tienes nuestro blog por si quieres pasarte y darnos tu opinión
    http://compasesrotosips.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Hola :)
    Me pasaba por aquí para comunicaros que vuestro blog ha sido premiado en compasesrotosips.blogspot.com

    ResponderEliminar